Karma grupal

Hemos bajado al mundo denso de la materia para vivir ciertas experiencias en las que, después de sumirnos en el olvido de nuestro verdadero ser, a la larga nos regresarán a la conciencia de lo que en realidad somos, chispas de luz divina, parte integral de la Conciencia de Dios.

El Karma, que consiste en los efectos provocados por las causas de nuestro actuar, va llevándonos poco a poco al descubrimiento de nuestra esencia divina y así regresar a donde nos originamos, en el Creador de todo lo que existe. El Karma es una ley de compensación y responsabilidad dirigida a restaurar el equilibrio del Universo que es amor, cuando se rompe con nuestras acciones negativas en contra de él.

Cuando el ser humano muere, su alma, mientras no se quede estancada por alguna causa en el Bajo Astral, se dirige a la Luz que emana del Mundo Espiritual, que es la verdadera vida. Al llegar se encuentra con sus guías y con seres espirituales de muy alta vibración, llamados los Señores del Karma. Estos seres le ayudan, con infinito amor, sin ninguna clase de juicios, a hacer una revisión de la vida que acaba de terminar analizando sus aciertos y errores. Se le conduce entonces a donde le corresponde por su estado vibratorio y allí se encuentra con las almas que pertenecen a su grupo. Después se analiza la posibilidad de volver a encarnar según lo que el alma desea experimentar o seguir su evolución en el Mundo Espiritual.

Las almas se reúnen por grupos que generalmente encarnan juntas en varias vidas para trabajar conjuntamente en la apertura de la conciencia y resolver vínculos que se tienen, ya sea de apego, rencor o inclusive de odio. Este trabajo se determina antes de venir al mundo físico con la ayuda amorosa de los guías y los señores del Karma. Se decide con quienes vamos a vivir, el país, el medio socioeconómico, la religión, los parientes y amigos que nos rodearán y el trabajo que vamos a efectuar, todo con el objetivo de evolucionar espiritualmente.

Una vez en esta vida se nos olvida muchas veces lo que nos propusimos experimentar y no siempre logramos el éxito que se esperaba. Por ejemplo, si en una vida fuimos enemigos acérrimos de alguien, esa alma se presentará en la vida actual como un pariente cercano, madre, hijo, hermano, cónyuge, con el objeto de diluir ese sentimiento adverso y transmutarlo en amor. Es el caso de muchos malentendidos y sentimientos negativos inexplicables entre miembros de una misma familia.

Cuando en la vida actual se vive con un terrible rencor hacia alguien y el perdón no se efectúa antes de la muerte, es posible que se tenga que regresar con la misma alma y con una dificultad aún mayor para tenerla que superar. Es por eso que nunca hay que vivir y morir con un rencor o con un odio profundo hacia alguien porque tendremos que volver con esa alma una y otra vez hasta limpiar ese sentimiento y practicar el PERDÓN.
Esta vida es como una pieza de teatro organizada por una compañía de actores en la que, antes de venir, se acuerda con las otras almas los temas que se van a desarrollar, con quienes conviviremos y los personajes que cada uno deberá actuar. Pertenecemos al grupo de almas con las que vivimos en diferentes ocasiones y que interactuamos con ellas para aprender diferentes virtudes, cerrar círculos kármicos, es decir, eliminar antiguas rencillas que algunas veces pasan de una vida a otra hasta entender el perdón; también trabajar conjuntamente en la evolución espiritual, mediante el amor y el servicio.

Cuando escogemos venir con un alma determinada para limpiar un vínculo, como puede ser una aversión o un apego excesivo en otra experiencia, se tratará de vivir el verdadero amor que incluye dar libertad al ser amado, procurando su felicidad sin estar atado a su vida.

He aquí un ejemplo de cómo un alma que vivió durante varias experiencias con quien en esta última fue su esposo, tuvo a lo largo de sus diferentes vidas muchas desavenencias, pero en esta logró finalmente el equilibrio. La situación con su hija fue diferente. Cuando dos almas que han vivido un lazo afectivo en el que una no puede vivir sin la otra, vienen como madre e hija para aprender a amarse sin apego. Después de una vida de mucho amor y dependencia, la madre muere en un momento difícil por el que atraviesa su hija. Desde el mundo espiritual nos habló así:

Cuando decidí esta última vida, los escogí a Mariano mi marido y a Nadia mi hija para cerrar círculos. El perdón con Mariano se concretó bastante bien; la separación de Nadia, que durante varias vidas estuvimos juntas, lo que provocó una dependencia feroz que en esta ocasión se trató de romper, nos ha costado mucho trabajo a las dos. Esto le va a servir mucho para su crecimiento como alma porque el apego con otra persona es, como ya sabemos, tratar de colmar el vacío existencial al sentirnos solos y separados del Todo.

El creerse solo y separado del Todo es parte de lo que venimos a experimentar en el mundo físico para que poco a poco entendamos que no estamos solos, que formamos un Todo con el Creador y sus creaturas, es decir, volver a la conciencia de unidad. Entonces estas pruebas de desapego son para que entendamos eso, que nuestra seguridad y felicidad no dependen de nadie ni de nada fuera de nosotros, ellas están dentro de nuestro ser y es allí donde encontraremos la plenitud.

Una joven mujer casada con un hombre perteneciente a una cultura y religión completamente distintas a las de ella, después de varias dificultades para embarazarse, logró al fin tener su bebé que murió al nacer. Por la enorme tristeza que esto le causó, vino a verme y través de mi escritura recibió el siguiente mensaje:

Se presenta su guía que le ayudará a comprender por qué sucedió la muerte de su hijo que con tanto amor y entusiasmo esperaba.-Vas a entender amadísima Sofía que el alma que se ofreció a venir a tu vientre es alguien con quien viviste en otras vidas. La razón de su cortísima estancia, fue para procurar que tú y tu esposo se unieran de una manera muy profunda en el amor divino a pesar de las diferencias que tienen culturalmente. Este sacrificio enorme de pasar por este dolor tan intenso, también fue programado por ustedes para que su amor trascendiera todas las barreras. Ha sido misión cumplida porque ahora están más cerca que nunca. Ten fe en que la vida se arreglará de tal manera que será magnífica.

Muchos casos de personas que tienen el dolor de perder un hijo, los ha llevado a buscar el sentido de la vida que los conduce a la espiritualidad. Esto nos demuestra cómo las almas escogen antes de venir los obstáculos que tendrán que superar para su desarrollo espiritual.

7 comentarios en “Karma grupal”

  1. Carmen querida muchas gracias por divulgar todo ese maravilloso conocimiento y conciencia. Es una labor increíble!!!

  2. Carmen querida : de nuevo me recuerdas que el apego a Federco, me aleja del orden espiritual y de la verdad intera. Abrazos,Carmen Gaitan

  3. Estamos en la misma frecuencia y nos dan la misma información desde allá “arriba”, nuestros Guías Espirituales. Me gustó tu post, me encanta tu blog y por eso desde mi blog https://aquevineadondevoy.wordpress.com he nominado tu blog para el premio “The Versatile Blogger”, luego te paso el link donde puedes ver las reglas, estoy por publicarlo, me adelanté para darte la noticia 🙂
    Saludos

Responder a Amelia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s