El Bajo Astral

English version of this article can be found below.

El Astral es el mundo espiritual que pertenece a la tercera dimensión. Según la frecuencia vibratoria que los rige, se divide en tres planos principales: el Bajo Astral, que es el más cercano a la vibración terrestre y donde se encuentran las almas que no han llegado todavía a la Luz; sigue el Astral Medio en cuyas diferentes esferas se encuentran la mayoría de los seres humanos desencarnados en el estado evolutivo de la humanidad actual; y a continuación el Alto Astral adonde acceden los seres más evolucionados y de donde se pasa a la cuarta dimensión o se decide bajar a la Tierra para ayudar a los atrasados. Cada uno de estos planos está subdividido en varias esferas vibratorias.

En el Bajo Astral también hay diferentes niveles que corresponden al estado de conciencia de quienes se encuentran allí. Desde los que están sumidos en la soberbia, el odio, la venganza, la culpa y los diversos apegos, hasta los que sólo vagan desorientados al no saber a dónde dirigirse, ya sea por creer que nada existe después de la muerte física, o por no haber encontrado lo que esperaban. Los que allí se estacionan están en lo que se considera como el purgatorio o el infierno; ambos estados son voluntarios y no son eternos. Todos ellos se encuentran en la oscuridad y el frío mientras no ven la luz del Mundo Espiritual que los llevará al plano que les corresponde.

Actualmente, con la aceleración de la vibración de la Tierra, la distancia entre el Mundo Espiritual y el material se acorta y con ello los espíritus tienen más facilidad de acercarse a los humanos. Por distancia entiéndase frecuencia vibratoria de la energía universal que conforma todo. Estas entidades, según su estado vibratorio, pueden molestar desde provocando desequilibrio en la vida de las personas, o pegándose a su aura para obsesionarlos y, en algunos casos, hasta invadiendo el cuerpo del encarnado apoderándose de su voluntad, lo que se entiende por posesión demoníaca. Cuando una persona tiene una hendidura en su aura que pudo haber sido provocada por un mediumnidad no controlada, por alguna adicción, por una profunda depresión, así como por mantener una emoción negativa con gran intensidad, como la ira o el miedo, se puede ver atacada por estos seres.

Algunas veces, almas desorientadas se refugian en el aura de alguna persona para absorber su luz y protegerse del miedo que les causa deambular por el Astral. Doy a continuación el ejemplo de un caso similar, que me tocó liberar.

Vino a verme Javier, un joven que sufría de depresiones y se sentía agotado continuamente. Al solicitar ayuda de los guías espirituales, recibí el siguiente mensaje:

El problema que tiene Javier es que, efectivamente, tiene una apertura en su aura que permite la entrada de entidades negativas o desubicadas. Necesitas visualizar su aura y cerrarla con energía. Después escucha a quien se alimenta de su luz para liberarlo”.

Seguí sus instrucciones y el ser que absorbía la luz de Javier me dijo:

  • Voy a matarte si me impides chupar esa luz, la necesito para mi sobrevivencia. ¿Por qué me cerraste el canal por donde me alimentaba?

 

  • No necesitas de la luz de Javier para alimentarte, hay una luz que es para todos con sólo pedirla, es la Luz que viene de Dios y que te llevará a un mundo de paz y armonía donde ahora te toca estar.

 

  • Me hablas de cosas increíbles ¿Crees que desde el tiempo que llevo en la oscuridad no se me hubiera ocurrido buscar la luz? No hay ninguna, esto es sólo desolación y frío. Me hablas de un Dios inexistente. ¿Cómo puedes creer en esas tonterías? No hay otra vida más que la que dejé y en cuanto a Dios, es un personaje inventado por los seres humanos para consolarse de lo que es esta horrible cosa que es la muerte.

 

  • Si solicitas la luz ella se abrirá para ti y te sacará de ese plano que ya no te corresponde y donde estás tan infeliz – le dije, enviándole luz rosada de amor.

 

  • Veo que me tratas de convencer de pedir la luz. No sé quién eres pero de ti sale una luz muy agradable que me da calor. No puedo chuparla pero sí recibir la que me envías. ¿Quién eres que así me hablas y me escuchas? Creo que me inspiras confianza, voy a hacer la prueba de pedir esa luz. Deseo ver la luz, ya no quiero estar en la oscuridad…ya se abrió una rendija por donde sale una luz muy brillante que me atrae, voy hacia allí, se siente muy agradable, es calor, es amor en el que nunca creí, es sabiduría y es lo que no creía que existiera, Dios. Esa luz viene de un Ser muy Superior, cómo te agradezco que me hayas convencido de pedir esta luz maravillosa, me voy, me voy al Cielo, esto no puede ser otra cosa. Adiós y perdón Javier por mi soberbia y falta de honradez al robarte lo que es tuyo pero que es de todos, la luz de Dios.

Hay también quienes habiendo tenido una adicción en vida, al morir siguen con el deseo de continuar experimentándola y entonces se pegan al aura de un encarnado adicto para sentir los efectos de la adicción a través de él, instigándolo y obsesionándolo para que continúe con la ingestión de la droga, el alcohol o la práctica de la infra sexualidad.

Cuando se muere con una idea fija, de culpa, de venganza, de apego, el alma se queda en el Bajo Astral atada a esa emoción, lo que le impide ver a la luz. Hay casos en los que la idea de venganza es tan fuerte que la entidad encuentra a su verdugo viviendo otra vida muchos siglos después, ya que el tiempo en ese plano no existe  y entonces se dedica a vengarse, impidiéndole desarrollarse correctamente en la vida.

Héctor acudió conmigo para pedir ayuda porque no tenía más que problemas en su vida. Encontré que traía un obsesor pegado a su aura que deseaba venganza y que habló así:

  • Abrigo el más ferviente odio hacia este pobre personaje después de lo que me hizo. Si quieres saber qué fue, te lo digo. Era un monje dominico que trabajaba para la Inquisición y me violó, me acusó de brujería y me llevó a una mazmorra en donde cada noche venía y me violaba diciendo que venía para que me arrepintiera de mis pecados. Cuando en el juicio lo acusé, todos exclamaron que yo tenía tratos con el demonio y era él quien me violaba. Por lo tanto, me mandaron a la hoguera en la que me quemaron poco a poco. El sufrimiento fue terrible y morí con la sola idea de vengarme, lo cual estoy logrando de manera estupenda.

Convencí a esta entidad de que la venganza era estéril, que debía perdonar para encontrar la paz. Que le esperaba una vida llena de felicidad en el Mundo Espiritual. Finalmente pidió la luz y se liberó. Hemos bajado a la densidad del mundo físico para experimentar la separación y recuperar poco a poco la conciencia de unidad. Por lo tanto, en el principio de nuestra evolución, todos hemos practicado la maldad antes de entender que el amor es el único camino de la liberación.

El nivel de más densa vibración del Bajo Astral está habitado por seres de muy bajo estado de conciencia, que niegan la luz de Dios y la suya propia, lo que les produce una profunda infelicidad, y es lo que se entiende por “Infierno”. Estos seres, al ser tan desdichados, desean que los demás también lo sean, y se dedican a influir negativamente en los encarnados. Como son profundamente infelices, tienen envidia de los que tienen cuerpo y pueden manifestarse en el plano físico, lo que para ellos es imposible, por lo cual tratan de provocarles toda clase de desgracias. En algunos casos, llegan hasta poseer el cuerpo del encarnado. Las verdaderas posesiones son efectuadas por seres de muy baja frecuencia vibratoria, y se trata de una transgresión muy grave a la individualidad y al libre albedrio del otro. Sin embargo, es necesario entender que el amor infinito de Dios está siempre presente aún en estos casos y que la atracción hacia su seno es más fuerte que cualquier soberbia, ya que nada de lo que se origina en el Creador puede quedar fuera de Él.

Ya llegó el momento de entender que Dios no castiga y que con su infinita misericordia ha instaurado leyes que contrarrestan nuestro extravío.

The Lower Astral

The Astral is the spiritual world that belongs to the third dimension. It is divided in three main planes, depending on the vibrational frequency that rules within them: the Lower Astral, which is the closest to the planet’s vibration and is where souls that have not yet reached the Light are located; the Middle Astral follows, with the most disembodied beings in humanity’s current evolutionary condition residing in its realms; and the Higher Astral is next, where more evolved beings have gained access and can transit into the fourth dimension or decide to come down to Earth to aid those who are still behind. Each one of these planes is subdivided into various vibrational realms.
There are also different levels in the Lower Astral, corresponding to the state of consciousness of those who are there, ranging from those who are submerged in pride, vengefulness, guilt, and various attachments, to those who are wandering aimlessly, not knowing where to go, either because they believe that nothing exists after physical death or because they did not find what they expected. Those who are there are trapped in something considered purgatory or hell, both of which are voluntary and are not eternal. They are all enveloped in darkness and cold as long as they do not see the light of the Spiritual World that will lead them to their corresponding plane.
Currently, with the acceleration of Earth’s vibration, the distance between the Spiritual and the material worlds decreases, which is why it is easier for spirits to approach human beings. When we say distance, it should be understood as the vibrational rate of universal energy that is the source of everything. Depending on an entity’s vibrational state, it can intrude upon people’s lives, causing imbalances, adhering to their aura thereby obsessing them, and in some cases, can even invade an person’s body taking over his will in what is known as a demonic possession. When there is a hole in an individual’s aura, which could have been caused by misdirected mediumship, by an addiction, a profound depression, or even by maintaining an intense negative emotion such as rage or fear, it can be attacked by these beings.
On occasion, lost souls take refuge in a person’s aura to absorb their light and gain protection from the fear that meandering in the Astral engenders. Following is an example of a similar case that I personally encountered.
Javier, a young man who suffered from depression and was exhausted, came to see me. I received the following message when I requested help from my spiritual masters:

“Indeed, the problem that Javier is facing is caused by an opening in his aura that allows entry to negative or lost entities. You need to visualize his aura and to close it with energy. Then listen to who is feeding on his light to set him free.”
I followed their instructions and the entity that was absorbing Javier’s light told me:
– I’ll kill you if you if you stop me from sucking in that light, I need it to survive. Why have you shut the passage that I was feeding from?

– You don’t need to feed on Javier’s light. There is a light that is intended for everyone as long as you ask for it. That Light comes from God and will lead you into a world of peace and harmony, which is where you now belong.

– You speak to me about unbelievable things. Don’t you think that it would have occurred to me to look for the light after all this time that I’ve been surrounded by darkness? There is none, just desolation and cold. You speak of a non-existent God. How can you believe in such foolishness? There is no other life than what I left behind. And as far as God is concerned, he is a character that was invented by human beings in the face of that horrible thing called death.

– If you look for the Light, it will open up for you and draw you from that realm where you no longer belong and makes you so unhappy–, I said as I projected a pink light ray of love.

– I see that you are trying to persuade me to request the light. I don’t know who you are, but you emanate a warm, pleasant light. I cannot suck it in but I can receive what you are sending me. Who are you that you can hear me and speak to me so? I think you’re trustworthy; I’m going to try asking for that light. I wish to see the light, to no longer be surrounded by darkness… A crevice is opening and a very bright light that attracts me is coming through. I’m going in its direction, it’s so gratifying, and it’s warmth, the love I never believed in, wisdom, God, who I doubted could exist. That light comes from a Higher Being. I’m so grateful to you for having convinced me to request this amazing light. I’m going now, I’m going to Heaven; it can’t be anything else. Goodbye, Javier, forgive me for my pride and dishonesty in stealing what is yours but belongs to everyone, God’s light.

There are also those who having had an addiction while alive continue wishing to experience it after their death. They then adhere to an embodied addict’s aura to feel the effects through him, instigating him and obsessing him to continue using the drug or alcohol, or engaging in infra-sexual practices.
When one dies with a fixation on guilt, vengeance or attachments, the soul remains in the Lower Astral, tied down to that emotion, preventing it from seeing the light. There are cases where the idea of revenge is so powerful that the entity finds its executioner, living another life, centuries later –since time does not exist in that plane– and then retaliates, disallowing that individual’s own development.

Hector came to me asking for help because all he had was trouble. I found that an obsessor that desired retribution was attached to his aura, and this is what the entity said:
– I harbor the most fervent hatred towards this miserable character after what he did to me. I’ll tell you if you’d like to know. He was a Dominican friar who served the Inquisition. He raped me, accused me of witchcraft and took me to a cell where he abused me every night saying he was doing it so that I’d repent for my sins. When I accused him during the trial, they said that I had dealings with the devil that was my actual rapist. I slowly burned at the stake. I suffered tremendously and died with the fixed notion of revenge, which I’m finally satisfying.
I convinced the entity that vindictiveness led nowhere… that he should forgive and find peace, that a life full of happiness awaited him in the Spiritual World. He finally requested to see the light and was freed. We have come into the density of the physical world to experience separation and gradually recover unity consciousness. Therefore, we have all done evil during the early stages of our evolution, prior to understanding that love is the only path to liberation.
The densest vibration of the Lower Astral is the plane that is inhabited by beings with lowly states of consciousness that deny God’s and their own light, producing profound unhappiness, and is known as “Hell.” Those beings, in their own misery, want others to be misfortunate so they focus on negatively influencing embodied beings. In their desolation, they are envious of those who still have a body and can manifest in the physical plane, which they can no longer do, so they attempt to bring all sorts of misfortune upon the living. They can sometimes take over someone else’s body. True possessions are carried out entities with extremely low vibrational frequencies, transgressing the other being’s individuality and will. However, it is necessary to understand that God’s infinite love is always present, even in those cases, and that his attraction is more powerful than any form of pride given that nothing that has originated in the Creator can remain outside of Him.

The time has come to understand that God does not punish, and that in His infinite mercy, He has created laws that counterbalance our straying from Him.

3 comentarios en “El Bajo Astral”

    1. Hace años que compré un libro de Dion Fortune llamado Autodefensa Psíquica y ella habla de cómo al poco tiempo de morir, se sucede la segunda muerte o desintegración del cuerpo astral.Dice que sólamente los magos negros con grandes conocimientos, pueden evitar la segunda muerte y permanecer en el bajo astral vampirizando a los vivos y manteniendo su cuerpo etérico y cuerpo físico incorrupto (vampiros mayores) y aún así no suelen tener éxito.Lo normal es que el astral se desintegre, no que permanezca en el tiempo.Lo que dicen que sí sobrevive es el elementario,sombra o cascarón astral que se manifiesta burlándose de los medium y haciéndose pasar por la persona fallecida para así perdurar su existencia (vampiros menores).Sería absurdo que cualquier malvado muerto tuviese el poder de interferir en el libre albedrío y el karma de una persona.Si en este mundo físico existen policías y jueces que detienen a los malhechores, qué pasa en el astral, que no existe ningún control sobre la maldad?Entonces cualquier alma negra puede cometer crímenes a través de los vivos y pagarlas otros.Que opina usted al respecto?
      GRACIAS Y SALUDOS

      1. Mis escritos se basan en mis experiencias como médium y los mensajes que he recibido. Mientras estamos encarnados estamos muy limitados en cuanto a la comprensión de los otros planos de realidad. No obstante, lo que he logrado comprender es que al morir, todos, buenos y malos, vamos al mundo espiritual. Pero algunas almas cuya consciencia es de muy baja vibración, tales como los magos negros, los asesinos y demás personas que ejercen la maldad extrema, al morir no desean ver la Luz y se sumen por soberbia en la obscuridad. Son ellos los que en ocasiones molestan a los encarnados. No existen jueces ni policías en ese plano, pero la Ley Divina siempre funciona, y para que esto suceda es porque el karma del encarnado lo permite, no porque el desencarnado pueda interferir con cualquiera. Sin embargo, hay seres de Luz que tratan de ayudar a estos seres obscuros a llegar al mundo espiritual, sin juzgarlos ni perseguirlos. A la larga todos llegan a la Luz, ya que nada de lo que se origina en el Creador puede quedar fuera de Él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s