¿Qué está pasando en el mundo?

Se trata de una pandemia que tiene como objetivo la limpieza del consciente colectivo de la humanidad. Limpiar y renovar la vida del planeta al que se le ha agredido en forma inmoderada al igual que a su fauna y abrir la conciencia de la humanidad al respeto de todo lo que existe. Es una limpieza general del actuar de los humanos que han vivido transgrediendo las leyes universales del respeto y del amor.

No es ningún castigo sino una respuesta del Universo a la constante violación de sus leyes. El dolor nos obliga a buscar respuestas y soluciones lo que nos lleva al despertar de la conciencia. El Universo siempre actúa de manera justa.

Hemos sido creados por el amor infinito del Creador de todo lo que existe, las leyes que ha instaurado son siempre compensatorias de nuestros extravíos para regresarnos a Él. La suerte y el azar no existen, sólo situaciones de enseñanza que nos llevan a evolucionar. El aprendizaje es individual, lo que cada quién necesita para despertar es lo que va a experimentar. A quienes les toca vivir la enfermedad es porque así lo necesitaban y escogieron para acelerar su evolución.

Nuestra realidad la creamos nosotros mismos, nadie vive lo que no le toca vivir y si nos centramos en el miedo que es lo opuesto del amor no podremos avanzar en nuestra evolución porque estamos desperdiciando la oportunidad que nos brinda el Universo de aprender la aceptación, la fortaleza, la paciencia ante el confinamiento que nos es necesario, así como la generosidad y la compasión hacia quien sufre.

Ahora el obstáculo que está pasando el género humano es absolutamente instructivo sobre el único camino para salir de esta dimensión en la que la humanidad está atrapada. Los valores que la dominan son materiales, la obtención de dinero y poder sobre todas las cosas, lo que anula lo único que es válido que es el AMOR.

La incertidumbre del futuro nos muestra nuestra vulnerabilidad y nos enseña que todos somos iguales, ya que ni el dinero, ni el poder, ni las posesiones, ni la raza, ni la edad nos exime de contraer una enfermedad que puede ser mortal. Hay temor, angustia, enojo, frustración en la necesaria reclusión que la situación exige. Ya no hay cabida para la vanidad y la ambición, sólo la angustia y desesperación que provoca el encierro es lo que domina. Pero al mismo tiempo, al impedírsenos ver hacia afuera, al estar limitados en nuestros quehaceres cotidianos, nos da la oportunidad de centrarnos en nosotros mismos, de hacer un análisis de lo que ha sido nuestra vida, de lo que hemos sembrado, de lo que hemos omitido y por lo tanto, de cuál ha sido la cosecha.

Todo esto provocará un cambio en el consciente colectivo de la humanidad porque forzosamente se desarrollará el sentido fraternal al buscar ayuda y apoyo y a su vez, la necesidad de proporcionarlo a quienes lo requieren. No quiere decir que todos van a actuar de esta manera, pero un gran número de personas lo harán; les cambiará su percepción de la realidad que viven y entenderán lo que es verdaderamente importante. En el encierro en el que nos vemos forzados, sólo los actos de amor y generosidad son gratificantes. Vivir esta situación, que es mundial, con paciencia y aceptación dando a nuestros semejantes el apoyo necesario, servirá para obtener paz y armonía en nuestra vida.

Nuestra esencia es amor, pero lo hemos olvidado. El único camino para la felicidad es actuar en armonía con lo que somos, no en objetivos externos, sino en la paz interna que esto provoca.

Lo que vive actualmente la humanidad sirve para lo que se avecina que es el cambio de dimensión de este planeta, la nueva era que será magnífica. No se hará en un día, pero la cicatriz que le dejará a la humanidad esta experiencia no dará marcha atrás en su proceso y cada día se separarán más los adoradores de las tinieblas de los buscadores de la luz, lo que dará como resultado una humanidad más limpia y brillante.

10 comentarios en “¿Qué está pasando en el mundo?”

  1. Cómo siempre su mensaje me hace sentir un gran alivio en mi corazón, se lo que debo hacer y aunque no es sencillo cuando uno está tan acostumbrado al apego y la “mala vida” voy a hacer todo lo que puedo . Gracias, gracias
    , gracias señora mía.

      1. Hola Alejandra, lo que nos cuesta trabajo perdonar en nosotros es nuestra imperfección. Quisiéramos ser perfectos pero en realidad venimos a experimentar la imperfección para que poco vayamos encontrando lo que somos en realidad que es amor. El error es natural, sirve para transmutarlo en amor y tenemos que amar a nuestro verdadero ser, que es parte de Dios. El no perdonarse es ego, porque nos cuesta trabajo aceptar nuestros errores. Aceptarnos como somos porque lo escogimos para avanzar en nuestro proceso evolutivo.

  2. Carmen :
    Ya hacía tiempo no leía una nueva reflexión tuya, hoy para mi alegría te leo y veo en tu mensaje palabras de luz y reflexión.
    Valió la pena el tiempo que ha pasado, estos dias y momentos serán inolvidables para todos y cada uno de los habitantes de este planeta.
    Hoy más que nunca me uno a los seguidores de la luz trabajando dia a dia por un cambio profundo en la conciencia colectiva , jamás imagine vivir para ver esto y más en los años por venir si no es que mi regreso a casa se adelanta, partida que aceptaré gustoso y con alegría.
    Recibe un caluroso saludo hasta donde te encuentres que Dios te proteja y te ilumine en tus sabias y generosas palabras …

  3. Entonces esa versión de que ese virus fue creado con la intención oscura de disminuir la humanidad es falsa? he leído que se le atribuye a una élite poderosa su creación para luego instaurar ellos mismos la cura e insertar con la vacuna un ship para dominar a la humanidad; o se puede decir que dado el plan oscuro de esos seres humanos la creación aprovecho para iniciar el salto cuántico a la otra dimensión?

    1. No podemos saber con exactitud que lo que dices sea cierto. Todo puede ser, pero lo que es seguro es que el Universo está actuando para cambiar el consciente colectivo de la humanidad aprovechando esta situación, ya sea provocada o no, servirá para ese cambio. Bendiciones

    1. Hola Marisela, no puedo buscar a ningún difunto, ellos vienen cuando necesitan ayuda y se les permite. No es útil hablar con los que ya no están en esta dimensión, ellos tienen otras cosas que hacer. Te recomiendo que leas el artículo del blog “Vida y Trabajo en el Primer plano del Mundo Espiritual”. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s